Posteado por: vecinoslapaz | diciembre 23, 2011

XIV ANIVERSARIO REPÚBLICA INDEPENDIENTE DE TORRERO

XIV aniversario de la proclamación de la República Independiente de Torrero.

Buenos días conciudadanos, ya han pasado 14 años desde que nos constituimos en República Independiente en tan señalado día, los Santos Inocentes. ¡Qué acierto tuvimos con la fecha, redíos! ¿Recordáis? Entonces dominaba el firmamento político Sosomán con su “España va bien” y su inimitable verbo, admiración y asombro del mundo entero. Ahora retoma el poder uno de sus discípulos más aventajados gracias a un apoyo alucinante. España, por elección popular, ha convertido el 2011 en Año Mariano, amén, y de paso en un corral de la derecha, lo tienen todo. ¡¿Todo?! ¡Noooo! ¡Queda Torrero! Bastión irreductible de la utopía por un mundo nuevo y mejor.
Negras tormentas se avecinan, la economía es la plasmación de una política concreta y la conservadora labora por cargarse la sanidad pública universal y gratuita, servicio básico junto a la escuela que pretenden desmantelar en base a privatizaciones y a conciertos con la privada. Los recortes obedecen a un catálogo de medidas elaborado conscientemente e implantadas poco a poco para que los ciudadanos no reaccionen con desmesura… En el siglo XXI el dogma, ya sea católico, musulmán o judío, lo contrario de la razón, continua vigente en la escuela y pagado con dinero público. Y es que este país es de fuertes e incomprensibles contrastes: Banqueros pobres, Urdangarin por la República, Semana Santa en Agosto, Mortadela y Filemón, millones de obreros votando a la derecha, socialistas liberales, recortes y austeridad para crear trabajo, la inmaculada concepción… ¿Lo pilláis?, inmaculada, concepción; inmaculada, concepción. En fin, para volver esquizofrénicas a nuestras sutiles entendederas.
El ataque de la derecha al estado del bienestar en toda Europa, que por cierto aquí tan sólo lo hemos atisbado y de refilón, es brutal e indecoroso, indecente e inadmisible. Los tiburones financieros, hambrientos de dinero y de poder, insaciables depredadores de lo público, nos están metiendo en un torbellino donde la necesidad se está volviendo peligrosamente cotidiana para millones de personas. Con el punto de mira puesto en los beneficios, ya se atreven incluso a instalar sin ser elegidos a primeros ministros en países europeos, fuerzan la situación económica a su antojo y los débiles gobiernos, que cada vez gobiernan menos, se plegan a sus condiciones sin otra salida que imponer más y más recortes a los derechos sociales básicos que han costado muchos años de reivindicación y esfuerzo para conseguirlos. Y la mayoría política consiente. Nos hacemos una pregunta: ¿Por qué no recortan al inservible Senado?
Mientras esto sucede, los medios de información nos alegran las mañanas con noticias de más paro, más desahucios, más recortes, más corrupción y casos delirantes de clientelismo político. Cientos, miles de millones de euros evaporizados, usurpados al pueblo por auténticos delincuentes que, por cierto, son cómplices de algún que otro dirigente político. Con este panorama tan infumable, el gobierno continúa apoyando a la banca inyectando dinero público en vez de nacionalizar y crear una banca pública; aún no han elaborado una ley que impida a los facinerosos directivos de banca auto asignarse unas pensiones de lujo o de aprobar créditos suculentos de bajo o nulo interés para ellos o sus colaboradores.
El 13 y martes asistimos expectantes a los nombramientos de los presidentes del Senado y del Congreso, sus respectivos discursos cargados de buen juicio sonaban así: “Bla, bla y blá. Bla-bla-bla-blá. Blá, blá, blä y gracias”.
Este manifiesto pretende ahondar en las conciencias, ser un revulsivo para la acción, una invitación a organizarse y dar respuesta a la tropelía que se está cometiendo con total impunidad. Cada vez más la brecha de desconfianza hacía la política se va agrandando, muchos ven en los políticos a gente beneficiada por unos privilegios que están fuera de lugar, como son los altísimos sueldos y complementos; los coches oficiales; los comedores gratuitos o baratísimos; los gastos de protocolo que nunca se justifican a la población, normalmente almuerzos para auténticos gourmets además de Carpantas… Hay quien dice que esto último es el chocolate del loro, que hay cosas más importantes, pero es que tanto chocolate para el loro solo cabe en una jaula del copón.
Así que toca resistir y no dar por perdido nada, es la hora de la solidaridad y del apoyo mutuo. Salud a todos y ¡Viva la República Independiente de Torrero!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: